domingo, 2 de junio de 2013

Pasa, quédate un ratito

Adelante, no te cortes, los patios de mi casa quedan abiertos a partir de ahora a cualquiera que quiera entrar un ratito a curiosear.

Poco a poco irás descubriendo que, en efecto, los patios de mi casa son particulares. Empezando por su pluralidad. Y es que yo no podía conformarme solamente con uno. Como habrás comprobado, en cuanto entras te llega olor a flores y es que era una de las cosas que no podían faltar.

En los patios de mi casa encontrarás todo lo que consigue inspirarme: la lectura, la música, el cine, la fotografía, los viajes...una temática bastante plural que espero que consiga inspirarte a ti también. Eso sí, siempre de la compañía de un buen café. Si te quedas mucho rato avísame, que te voy preparando uno.

En los patios de mi casa no importa el tiempo que haga. Ya puede llover, tronar o incluso caer una nevada que en ellos siempre habrá un huequito que te permita pasar un rato agradable. Al menos yo siempre lo he encontrado, aunque lo preferible sea que esté despejado para que podamos sacar a lucir nuestras magníficas gafas de sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario